Luego de comprometernos con el bienestar de nuestro hijo y con ofrecerle las mejores oportunidades de desarrollo, nuestro próximo paso fue conocerlo a saciedad, profunda y minuciosamente. Aprendimos cómo se comunicaba, qué cosas le agradaban y cuáles despertaban su interés. Observamos que continuaba aprendiendo, que le gustaba ir a la...
Read more